operacion-verano-BGO
¿Te puedes creer que ya estamos a mitad de mayo? El verano está al caer, lo que significa que ahora es el momento en el que empezamos a pensar en cuidarnos para lucir nuestra mejor figura en la playa.
Dos meses es el tiempo perfecto para realizar los cambios de estilo de vida apropiados que te hagan lucir mejor tanto por dentro como por fuera, y lo más importante, de una manera segura y duradera. Si ya lo has decidido y este año quieres hacerlo mejor que nunca, toma nota de los consejos que te ofrecemos a continuación para que te veas y te sientas preciosa estas vacaciones de verano.
 

Peso a raya

bascula
Empezamos por el peso, no porque sea lo más importante, pero es en la primera cosa en la que la mayoría de nosotros piensa cuando se trata de usar un bikini. ¿Verdad?
Nuestro primer consejo es no tener la tentación de ponerte bajo las manos de una de esas dietas relámpago que simplemente no funcionan y que, por lo general, conducen a un «efecto rebote» que implica volver a ganar el peso perdido más un pequeño extra.
Otro error común es que las personas piensan que pueden perder peso sólo haciendo ejercicio, sin cambiar su dieta.  Y nada más lejos de la realidad. La pérdida de peso se debe, de hecho a la dieta, en un 70% y en un 30% al ejercicio físico. La combinación de los dos, por supuesto, te hará conseguir los mejores resultados.
A continuación te ofrecemos una serie de sencillos pero eficaces consejos que puedes aplicar a tu dieta para bajar de peso de manera eficaz y segura.

  • Come con regularidad

    Es muy importante hacer 5 comidas repartidas cada 3 horas durante el día ya que te ayudará a regular el apetito y a reducir las posibilidades de comer en exceso.

  • Come al menos 5 raciones de fruta y verdura al día

    Están llenos de nutrientes y antioxidantes y evitará que consumas otros alimentos calóricos y pobres en nutrientes. También puedes ayudarte de Beauty & Go, que además de ofrecerte los principales nutrientes existentes en frutas y verduras, son muy bajas en calorías, lo que las convierte en el complemento perfecto.

  • ¡No elimines los carbohidratos!

    Pero elige los correctos- quinoa, pan de centeno, patatas, avena, arroz integral, legumbres y trigo sarraceno resultan la mejor opción. Y siempre mejor si son integrales.

  • Cambia tu patrón de alimentación

    La comida nos proporciona energía y como es lógico, durante el día, debido a todas las actividades que realizamos, nuestra demanda es mayor. Ajusta las calorías de tu dieta de manera que tu desayuno y comida siempre sean más calóricos que la cena – tu apetito se habituará en un corto período de tiempo.

  • No olvides la proteína

    Incluye algún alimento proteico en cada comida incluido el desayuno que normalmente lo reservamos a los carbohidratos. Huevos, yogures, frutos secos, carne magra y pescado son algunas de las mejores opciones. Las proteínas con su poder saciante te mantendrán lleno/a por más tiempo, haciendo tu dieta más llevadera.


Piel Perfecta

piel-perfecta-para-el-verano
Cuando hablamos de apariencia externa, lo primero que nos viene a la cabeza es nuestra piel. Todos queremos lucir una piel limpia y luminosa, especialmente cuando se acerca el verano y empezamos a prescindir del maquillaje.
Lo que comemos determina el estado de nuestra piel y tanto es así que sólo siguiendo unos pequeños consejos tu piel lucirá visiblemente más sana.

 

Más horas de sueño y felicidad

dormir-mejor
Cuando no dormimos lo suficiente, nuestra piel se ve opaca, envejecemos más rápido e incluso, nuestro cuerpo libera una hormona que aumenta el apetito. Sentirse relajado y feliz es la clave de la belleza aportándonos un brillo especial. Para descansar bien durante la noche te aconsejamos:
 

  • triptófano

    Incluye alimentos ricos en triptófano (amino ácido que aumenta el sueño y la hormona de la felicidad) – almendras, pavo, pollo, plátanos, verduras de hoja verde, avena, huevos, semillas de sésamo, avellanas, langostinos, piña, aguacate y lentejas

  • Cafeína

    Limita la cafeína a 1 o 2 cafés/tés diarios – produce un efecto deshidratante y excitante que nos privará de las horas de sueño.

  • comidas copiosas

    Evita las comidas copiosas, especialmente en las cenas. Elije alimentos bajos en grasas saturadas y utiliza cocciones suaves como el horno, la plancha, la papillote o el microondas.


  • Cenar pronto

    Cena al menos 2 horas antes de acostarte – tu organismo tendrá tiempo suficiente para digerir la comida antes de irte a dormir – esto mejora la calidad del sueño y la cantidad de energía al día siguiente.

  • Yoga y meditación

    El yoga y la meditación te ayudarán a conciliar el sueño y reducen los niveles de estrés. ¿Sabías que la meditación también ayuda en la pérdida de peso e incluso aumenta el éxito y la creatividad? Trata de meditar al menos 15 minutos al día y siente todos sus beneficios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *