Dieta Anti Acné

Dieta Anti-Acné

¿Los excesos del verano te han dejado con algo menos que una piel fantástica ? Comer y beber más, en combinación con los efectos de la obstrucción del protector solar  y  que se derrita el maquillaje puede contribuir a la piel congestionada, poros obstruidos y brotes. De hecho, la mitad de las mujeres nombran el acné como su principal preocupación de la piel. Por lo tanto, en el post de esta semana te entregamos una Dieta Anti Acné y tips para limpiar tu complexión.

3 Objetivos para una Piel Anti Acné

CALMA

El acné es una condición inflamatoria, por lo que calmar la inflamación  en el cuerpo aliviará los síntomas. Las grasas omega-3 tienen efectos anti-inflamatorios sorprendentes, desviando los caminos químicos en el cuerpo de los que causan la inflamación y hacia los que la calman. Los alimentos que promueven la inflamación incluyen grasas saturadas de productos animales como la carne y los productos lácteos, junto con el alcohol, la cafeína y los aceites vegetales ricos en grasas omega-6, como el aceite de girasol, maíz y palma. La cúrcuma y el jengibre también son potentes alimentos anti-inflamatorios naturales.

LIMPIEZA

Las vacaciones de verano pueden ser un periodo de excesos, por lo que darle a tu sistema una limpieza es un buen lugar para comenzar. La eliminación de toxinas (alcohol, cafeína, productos químicos, etc.) de tu dieta, en combinación con la adición de alimentos que apoyan la desintoxicación ayudará a lograr esto (ver más abajo). El hígado es el principal órgano de desintoxicación del cuerpo; su trabajo consiste en descomponer las toxinas dañinas en sustancias inocuas, que luego pueden ser expulsadas con seguridad del cuerpo, por lo que la función hepática es clave. El hígado también elimina otras sustancias no deseadas del cuerpo, incluyendo las hormonas “usadas”, por lo que cuando no funciona óptimamente, pueden producirse desequilibrios hormonales, lo que puede provocar acné.

EQUILIBRIO

Los niveles fluctuantes de azúcar en la sangre causados por alimentos azucarados, carbohidratos refinados, cafeína y alcohol, conducen a una mayor producción de insulina. La insulina es una hormona inflamatoria y también puede interrumpir el equilibrio de otras hormonas en el cuerpo. Eliminar estos alimentos, comer más cereales integrales, fibra, frutas y verduras y fuentes de proteína ayudará a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y las hormonas. La ventaja adicional es que también mejorará los niveles de energía, así como equilibrar el estado de ánimo y el apetito.

Dieta para el Acné – Guía de 30 días

He incorporado los tres  objetivos en mi Dieta Anti Acné de abajo. Tu piel tarda alrededor de 28 días en renovarse, así que sigue este plan durante un mes para lograr cambios visibles.

apple over snack
  • DALE UN DESCANSO A TU HÍGADO

    Evita la cafeína, el alcohol, los alimentos procesados y come orgánicos si es posible, ya que los aditivos alimentarios, pesticidas y herbicidas tienen que ser procesados por el hígado.

  • APOYA LA FUNCIÓN DEL HÍGADO

    Incluye un montón de verduras brasicas (brócoli, repollo, coliflor, coles de Bruselas) y verduras de hoja verde oscura como la col rizada, la espinaca y el berro.

  • AUMENTA LOS ALIMENTOS RICOS EN FIBRA

    La fibra ayuda a la eliminación de las toxinas y las hormonas usadas del cuerpo. Frutas, verduras, avena, otros granos enteros como frijoles y lentejas son buenas fuentes.
    Tip: avena con manzana rallada hace un perfecto desayuno alto en fibra, utilizando leche no láctea como la de almendra es mejor. También puede agregar semillas de chia para fibra extra soluble.

  • ELIMINA LAS TOXINAS

    ¡Bebe mucha agua! Tomar 2 litros al día, ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas y mantiene la piel hidratada.
    Tip: Comienza el día con agua caliente y limón, haz una jarra grande de agua de limón para disfrutar durante todo el día. Los limones apoyan la función hepática.

  • QUE EVITAR

    Evita el azúcar y los carbohidratos refinados (pan blanco, arroz blanco, harina blanca) para evitar las fluctuaciones del azúcar en la sangre.
    Disminuye la ingesta de grasas saturadas pro-inflamatorias de carnes rojas, lácteos, procesados y fritos.
    Los productos lácteos, especialmente la leche, pueden empeorar el acné en algunas personas debido a la lactosa y las hormonas en la leche. Trate de cambiar a la soja, el arroz, la avena, el coco o la leche de almendra durante 4 semanas.

  • EQUILIBRA LAS HORMONAS + REDUCE LA INFLAMACIÓN

    Aumenta la ingesta de ácidos grasos esenciales como el omega 3 para el equilibrio hormonal y efectos anti-inflamatorios. Buenas fuentes son los pescados grasos, semillas de chía, semillas de calabaza, semillas de cáñamo, semillas de lino y nueces.

Suplementos de Desintoxicación

beauty-drink-skin-detox

Incluye a diario un Skin Detox, que contiene ingredientes para la limpieza de la piel y el cuerpo, como zinc, espirulina, alcachofa y diente de león.

El cardo de leche es una hierba tradicionalmente utilizada para apoyar la función hepática – que protege las células del hígado mediante el bloqueo de la entrada de toxinas y ayudando a eliminar las toxinas.

La cúrcuma es un excelente estimulante de las enzimas hepáticas, protege el hígado de las toxinas y tiene potentes efectos anti-inflamatorios.

Tips Anti-Acné

  • Utiliza una mascarilla facial de arcilla natural dos veces por semana para remover impurezas y exfolia suavemente cada 2-3 días para eliminar las células muertas, que pueden obstruir los poros.
  • No sobrecargues tu piel con productos y utiliza productos suaves y naturales, evita productos químicos donde sea posible.
  • La aplicación de aceite de árbol en manchas dos veces al día, ha demostrado reducir la gravedad de las manchas.
  • La acupuntura ha demostrado reducir o curar el acné en un 90-98% de las personas de acuerdo a estudios.
  • El estrés provoca fluctuaciones hormonales, que pueden provocar sobre producción de sebo. Encontrar maneras de reducir los niveles del estrés es la solución obvia pero la “no tan fácil”.

DAISY WHITBREAD Nutricionista BSc (Hons) MSc DipION
Daisy es una nutricionista totalmente calificada. Después de comenzar su carrera con el NHS, ahora trabaja como consultora, visitando clientes privados en el centro de Londres, además de dirigir sus propios cursos de pérdida de peso, dar talleres y presentaciones a clientes corporativos de alto perfil.