comer sano fuera de casa restaurante

El verano ya está aquí y lo normal es que salgamos más a menudo a comer por ahí. Durante las vacaciones suele ser muy habitual, por no mencionar el tapeo y las largas cenas con amigos. Así que ¿qué podemos hacer para seguir con nuestra dieta saludable cuando estamos fuera de casa? ¿Qué tenemos que pedir cuando vamos a un restaurante?

Consejos generales

  • Aplica la regla del 75%. Comer es para disfrutar, así que deberías pedir lo que te apetezca. Sin embargo, si vas a restaurantes muy a menudo, decántante por opciones saludables el 75% de las veces, y pide libremente el otro 25%.
  • Con antelación, échale un vistazo a la web del restaurante para ver la carta. Tendrás tiempo para pensar con calma lo que pedirás, y te será más fácil tomar decisiones sensatas.
  • Haz ver que eres vegetariano o que tienes intolerancia a algún alimento. ¡Podrás modificar algunos platos sin parecer quisquilloso!
  • Come mucha verdura. Pide 2 platos de acompañamiento a base de brócoli o espinacas, por ejemplo. Así te llenarás, pero con alimentos sanos.
  • Evita los carbohidratos refinados —ya sabes: pan blanco, arroz blanco, pasta, alimentos azucarados… Apenas te aportan nutrientes, así que pasa de ellos.
  • No bebas alcohol hasta que empieces a comer; es la forma más rápida de olvidarte de las buenas intenciones, ¡sobre todo cuando tienes hambre!
  • No llegues con hambre a la mesa. Pica algo sano antes de salir, como una pieza de fruta. Si no llegas ansioso por comer, podrás pedir con más cabeza.
  • Pide 2 entrantes. Si todo el mundo opta por dos platos, tu podrás ir a su ritmo y socializar, pero sin comer en exceso.
  • Propón algún lugar saludable. Anima a tus amigos a reuniros en algún restaurante ecológico o vegetariano para variar.

 
comer sano fuera de casa calamares

Desayuno

Los pasteles son muy tentadores, pero te darán un subidón de azúcar que desaparece muy rápido. La sensación de saciedad no durará mucho tiempo. Vigila también qué tipo de granolas y cereales tomas. Parecen saludables, pero a menudo están cargados de azúcares añadidos.

Almuerzo

Las ensaladas y sopas son mucho mejor elección que un sándwich, a no ser que sea de pan de centeno, espelta, etc. El pan blanco normal, además de disparar el azúcar en la sangre, puede provocar hinchazón y hacer que te sientas cansado por la tarde.

Elige platos a base de grano integral —cebada, arroz salvaje, quinoa… Algunos alimentos procedentes de Oriente Medio, como el hummus o el falafel también son una buena idea.

crema de calabaza

Cena

 

Reserva las cenas a la española o a la italiana —pizza, pasta, tapas, patatas, fritos…— para el 25% de las veces en las que te permites caprichos. Mucho mejor pollo con verduras, legumbres, sopas, cremas de verdura, pescado o marisco.

La comida japonesa también puede ser muy sana. El salmón teriyaki es una gran elección, así como los fideos soba (de trigo sarraceno) con verduras, tofu o pollo. El sushi también es recomendable, pero solo si está preparado con arroz integral. Ya sabes, tienes que huir del arroz blanco, la pasta y los alimentos fritos, como la tempura.

comida india


La comida india puede ser muy saludable, contrariamente a la opinión popular. Los curris de verduras, garbanzos o lentejas son generalmente platos muy sanos. Eso sí, intenta no pedir arroz blanco, pan naan o contundentes curris de carne con salsas cremosas. Si te apetece carne, elige pollo, gambas o pescado con salsas a base de tomate, o bien un curri seco como el tikka. El chile acelera el metabolismo y las otras especias que se utilizan en este tipo de cocina están cargadas de propiedades positivas para la salud.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *