Beauty Food. Alimentos perfectos para una piel radiante

El deterioro de la piel es un tema que nos preocupa a todos y, a menudo, no sabemos las causas que lo provocan. Sin embargo, contamos con sencillas medidas que pueden ralentizar este proceso, entre las que destaca seguir una alimentación adecuada.

Existen dos procesos que inducen al envejecimiento cutáneo: el intrínseco o interno y el extrínseco o externo. El envejecimiento interno tiene que ver con la genética, depende de la edad y se refleja con la aparición progresiva de líneas de expresión , falta de suavidad y piel muy fina y sensible. El envejecimiento externo y modificable, es causado por factores ambientales como la exposición solar, la contaminación, el tabaco y la mala alimentación, siendo éste, habitualmente, el principal responsable del deterioro prematuro de nuestra piel.

Una alimentación inapropiada, pobre en vitaminas, minerales, fibra y con un alto contenido en grasas saturadas y productos refinados hará que nuestra piel pierda su capacidad de regeneración, volviéndose hipersensible a cualquier agresión externa y luzca un aspecto flácido y apagado. En concreto, la ingesta excesiva de azúcar puede acelerar el proceso de envejecimiento. Esto sucede mediante una reacción irreversible entre el azúcar y las proteínas de la piel, en la que las fibras de colágeno presentes en la dermis se endurecen y pierden todo su potencial elástico.

chica-sana-manzana

En cambio, los dermatólogos y nutricionistas más reputados están de acuerdo en que una dieta rica en nutrientes provenientes de alimentos de origen vegetal y grasas saludables ayuda a luchar contra los radicales libres que causan el envejecimiento, al proteger las células de nuestro cuerpo y disminuir la inflamación del organismo. Descubramos entonces cuáles son los nutrientes imprescindibles para que nuestra piel se mantenga en perfectas condiciones.

Los antioxidantes son los agentes más importantes en la lucha contra el envejecimiento prematuro. Entre los más conocidos están los carotenoides y los polifenoles.

Los carotenoides, como el betacaroteno, son el pigmento que le da color a alimentos de origen vegetal entre los que destacan la zanahoria, la espinaca, la calabaza y el pimiento rojo. Éste, además de su poder antioxidante, actúa a modo de foto protector contribuyendo, en cierta medida, a protegernos del riesgo de sufrir un cáncer de piel como consecuencia de los rayos UV. Los polifenoles, por su parte, previenen el estrés oxidativo manteniendo la piel elástica e hidratada. Estos dos nutrientes se encuentran en una gran variedad de alimentos de origen vegetal como la uva, los frutos rojos, la remolacha, las legumbres, el aceite de oliva y el cacao, entre otros. Y también los encontramos formando parte de los poderosos Macro-Antioxidantes® presentes en la piel de las frutas como la mandarina o la granada, que nos proporcionan un alto y prolongado poder anti oxidativo además de contribuir a una mejor calidad de vida gastrointestinal.

Presente en la gran mayoría de frutas, en especial en las cítricas como el kiwi y la naranja, se encuentra la vitamina C que constituye un elemento esencial en la formación de colágeno, proporcionando fuerza, elasticidad e hidratación al tejido cutáneo.

ilustracion-verduras

Por último, la grasas saludables como el omega 3 juegan un rol esencial en la reparación de la piel. A través de la ingesta de pescado azul como el salmón y la caballa, de semillas como el lino o frutos como las nueces o los aguacates, evitaremos la inflamación que causa sobre nuestra piel la continua exposición solar y mejoraremos nuestra circulación sanguínea permitiendo que los nutrientes lleguen a toda la superficie de nuestra piel y ésta pueda regenerarse segundo a segundo.

Cabe añadir que tan importante como nuestra alimentación, es evitar el exceso de sol y los hábitos tóxicos como el tabaco, posibles causantes de lesiones cutáneas irreparables.

EL SECRETO PARA LUCIR UNA PIEL JOVEN

Por tanto, el secreto para lucir una piel  joven reside en llevar un estilo de vida saludable que incorpore: una alimentación rica en antioxidantes naturales, baja en azúcares añadidos, ejercicio físico moderado y regular y una buena hidratación.

A continuación, te dejamos algunos consejos prácticos que te ayudarán a mantener tu piel en perfectas condiciones:

1. GRANADA

ensalada-de-queso-y-granada

Añade a tus recetas ingredientes que les aporten antioxidantes naturales además de darles un sabor especial como la granada:

Ensalada con queso feta y granada

“La granada es un poderoso antioxidante gracias a los polifenoles que contiene, como la punicalagina que ayuda a proteger las células del daño oxidativo y el envejecimiento”

2. CACAO

trufas-de-chocolate

Permítete caprichos sabrosos y sanos como unas trufas de cacao crudo:

· 50g de almendra cruda rallada
· 100g de cacao crudo en polvo
· 3 dátiles deshuesados
· 3 cucharadas de agua
· 3 cucharadas de sirope de ágave

“El cacao en su forma cruda contiene nutrientes anti envejecimiento como los antioxidantes y el magnesio”

3. CÚRCUMA

curcuma

Enriquece el sabor de tus comidas con especias como la cúrcuma por ejemplo, con una salsa para ensaladas como ésta:

· 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
· 1 cucharada de jugo de limón
· 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
· 1 cucharadita de miel natural

“La cúrcuma es una de las especias más beneficiosas para la piel. Es antioxidante, antiinflamatoria, antimicrobiana, anticancerígena y además proporciona tonicidad a la piel evitando la aparición de arrugas”

4. BIOACTIVE BEAUTY DRINKS

Hazte con productos nutricionales que contribuyan a una piel sana como las Bioactive Beauty Drinks de Beauty & Go que gracias a sus Macro-Antioxidantes® tendrán un gran efecto sobre la elasticidad, tonicidad y firmeza de tu piel y además, mejoraran tu calidad de vida gastrointestinal.

botes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *